9 de febrero de 2009

de sillas y mesas

A veces basta con mirar unas sillas y una mesa, iluminadas por el sol, en el fondo de un pequeño patio para imaginar que todo está bien... aunque sea por un momento, a pesar de que el vendabal continúe allá afuera.


1 comentario:

Coquelicot dijo...

Siii, lindo muy lindo.. ajha... bueno pero en mi blog te puse en un chismógrafo bloggero y ni lo respondistessss mugre Lalocota!